¿Cuáles son las ventajas de vivir solos?

Cada año, el porcentaje de personas adultas mayores que prefieren vivir solas, prescindiendo de hijos o parientes, aumenta. Y pueden sentir incluso desarraigo cuando son obligadas a mudarse de su casa, así como invadidas cuando algún familiar se instala a vivir con ellas.

Según estudios realizados, a veces la soledad es la compañía ineludible del adulto mayor, ya sea por pérdida del cónyuge, o muchas veces por opción propia. Y es la soledad la que trae también la seguridad que brinda tener responsabilidad sobre la planificación de tareas sencillas diarias y la socialización con familiares, vecinos y amigos, ya que vivir solos permite el cuidado responsable de un entorno propio, con gustos, hábitos y rituales de vida personales.

Esta tendencia a elegir vivir solos, se explica en primera medida porque se ha extendido la esperanza de vida. Los ancianos son y serán más sanos, vivirán más años y serán más autovalentes.

Algunos especialistas en la materia opinan que internarlos en un hogar de ancianos no es la mejor idea, ya que significa quitarles estatus y desvalorización, ya que el centro y sentido de la vida para un adulto jubilado es el cuidado de su propio hogar.