¿Cómo cuidar las plantillas?

El cuidado de las plantillas es importante para asegurar su duración y efectividad. Te damos algunos consejos sobre cómo usarlas y limpiarlas.

Primer uso

La primera vez que se usan, es conveniente realizar un período de adaptación de 15 a 30 días. Dado que al principio la caminata va a sentirse distinta y el cuerpo necesita adaptarse a ese nuevo andar.

Es recomendable usarlas algunas horas el primer día y paulatinamente incrementar el tiempo de uso cada día, hasta llegar a usarlas el día entero.

Adaptación del calzado

Para el uso correcto de las plantillas, es necesario un calzado con puntera y talón, cuya suela sea plana sin desviaciones.

En el caso de los calzados con taco, es recomendable que no sobrepase los 4 centímetros.

Para la adaptación del calzado, se debe retirar la plantilla estándar de fábrica para eliminar todo desnivel antes de la colocación de la plantilla ortopédica.

Limpieza de las plantillas

En primer lugar, es recomendable retirar las plantillas del calzado cuando no se utilicen para una correcta aireación.

Para su limpieza, es suficiente pasar un paño húmedo con jabón neutro y luego secar los excedentes.

No usar alcohol ni detergentes, ya que pueden estropear el material de la misma.

Evitar su lavado en lavarropas o el secado al sol o en secarropas.