conjuntivitis

El primer paso es aclarar qué la conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, generalmente causada por virusbacterias o una alergia. Dependiendo del caso, la conjuntivitis puede durar meses o años. Puede ser causada por procesos en los que el párpado se tuerce hacia dentro (entropión) o hacia fuera (ectropión), sensibilidad a ciertos productos químicos, problemas con los conductos lagrimales, exposición a sustancias irritantes e infección causada por una bacteria en especial.

En cuanto a qué causa la conjuntivitis, la misma se puede contraer si la persona que la padece ha estado en contacto con manos o toallas infectadas. Las infecciones pueden tener un origen viral o bacteriano. También puede ser una irritación causada por agentes químicos, viento, polvo, humo o cualquier otro tipo de polución ambiental. Es fácil darnos cuenta de si tenemos o no conjuntivitis ya que muy rápidamente el ojo enrojece y lagrimea más. Existe ardor y la sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. La fotosensibilidad es otro de los síntomas de esta afección y con frecuencia, es necesario llevar gafas que protejan al ojo de la luz solar o ambiente. Por otro lado, si la infección es bacteriana el ojo descarga unas mucosas amarillas o verdes, mayormente durante la noche, que pueden pegar las pestañas.