Los niños son más propensos a sufrir accidentes o lesiones deportivas. Por su peor coordinación motora y tiempos de reacción más lentos que los adultos, los niños se hayan más “indefensos”. Y, ya que la madurez llega en momentos diferentes para cada niño, conviven diferentes estaturas y pesos entre niños de la misma edad. A medida que los niños crecen, su fuerza física aumenta, y sufren más el riesgo de una lesión.

nino-deporte

Prevención de las lesiones:

  • Importancia de contar con el equipo adecuado: calzado, protectores, etc.
  • Campo de juego en buen estado.
  • Supervisión adulta y capacitada.
  • Correcta preparación: Calentamiento, elongación, abundante líquido, apropiada alimentación y descanso entre competencia.