¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una desviación tridimensional de la columna vertebral, que se da en los planos frontal, horizontal y sagital.

Aparece generalmente en la infancia, y durante la etapa de crecimiento, si no se diagnostica y trata, tiende a empeorar. Afecta a un 3,5% de la población y se detecta más en mujeres que en hombres.

Ya que por lo general la escoliosis no se presenta con dolores, la detección suele ser por otros signos que llevan al paciente a consultar con el médico traumatólogo, como por ejemplo que un hombro se ve más alto que el otro o una mama más arriba que la otra, etc.

Es importante una detección precoz de esta afección, ya que se pueden tomar medidas terapéuticas que eviten que la patología empeore.

Tipos de escoliosis

Puede clasificarse según su localización:

Si está en la columna cervical,

En la columna cervicodorsal

Desviación en la columna dorsal

Problemas en la columna dorsolumbar

Si está en la parte de la columna lumbar.

Según su lateralidad:

Derecha

Izquierda.

Según las causas que la generan:

Idiopática

Este tipo de escoliosis es de causa desconocida, mayormente se presenta en mujeres más que en varones, mientras que la edad de mayor incidencia se encuentra entre los 10 y 14 años.

Congénita

Esta es una escoliosis que se debe a malformaciones de columna por un mal desarrollo de las vértebras antes del nacimiento.

Neuromuscular

La escoliosis neuromuscular está asociada a enfermedades neurológicas o musculares.

Otras causas

Pueden ocurrir escoliosis causadas por enfermedades del tejido conectivo, traumatismos, infecciones óseas, tumores.

Diagnósticos de la escoliosis

La escoliosis puede detectarse en una consulta al traumatólogo y los signos, que luego serán constatados con la utilización de radiografías, suelen ser:

Desnivel en los hombros, asimetría de las escápulas y en pliegues glúteos.

Desequilibrio de la pelvis y de la columna

Dismetría de las extremidades inferiores

Tratamientos

Para la elección del tratamiento, se toman en cuenta la gravedad de deformidad vertebral, la localización de la desviación, las causas de la patología, la edad del paciente, entre otras. Estos tratamientos tienen como finalidad el control y detención de la deformidad y la corrección de la curvatura.

En casos leves se recomienda fisioterapia y natación, y en determinados casos la utilización de corsé.

Por otro lado, para las escoliosis moderadas puede recomendarse la intervención quirúrgica o corsé.

Finalmente, para los casos graves se recomienda cirugía y fijación de una articulación.

Consecuencias

Esta afección puede generar dolencias o complicaciones digestivas por causa de hernias diafragmáticas, neurológicas debido a la alteración de los nervios y la médula espinal, o respiratorias.